Go Back

Crema de Remolacha y Boniato

Receta de cocina saludable y vegana. Riquísima Crema de Remolacha y boniato, ¡Sopa Pink Beta!
Tiempo de preparación20 min
Tiempo total20 min
Plato: Comidas saludables, Crema, Sopa
Cocina: Mediterránea
Keyword: Crema de Remolacha
Raciones: 4 personas
Calorías:

Equipment

  • Cacerola
  • Cuchillo
  • Espátula
  • Minipimmer/Batido/Thermomix
  • Horno

Ingredientes

  • 1 Cebolla
  • 1 Puerro
  • 1 Remolacha
  • 1 Boniato o calabaza asado
  • Condimentos: Pizca de Sal Comino, Pimienta

Opcional: Kuzu (aporte medicinal, y ayuda a espesar la sopa)

    Elaboración paso a paso

    • Cortar la cebolla y el puerro en juliana, (tiras finas). Pon una cacerola en el fuego con un poco de AOVE (aceite de oliva virgen extra) añades las cebollas cortadas agregas una pizca de sal, y comino (opcional) las dejas cocinar a fuego medio/bajo sin tapa durante 10 minutos, revolviendo y controlándolas. Ayúdate con una espátula de madera.
    • Una vez lista la cebolla y el puerro, las juntas con el boniato asado, o la calabaza, la remolacha hervida, y con la ayuda de tu minipimer, batidora o thermomix, procesas todo hasta obtener una crema. Luego le añades 1 vaso de leche vegetal, en este caso yo utilicé leche de avena, y lo dejas cocinando durante otros 5 minutos más.
    • Mientras tanto en un vaso con agua añades una cucharita de kuzu y revuelves hasta que se disuelva. Una vez listo lo añades en la sopa y lo dejas cocinando mientras revuelves sin parar durante 2 minutos más.
    • Dejar asentar los sabores un minuto, ¡ y emplatar !
    • Yo le di mi toque final con unas semillas de sésamo, de girasol, y un poco de levadura de cerveza/nutricional y un toque de Orégano.

    Notas

    CONSEJOS:
    LAS VERDURAS DE RAIZ ASADAS:
    En este caso, el boniato o la calabaza, te recomiendo que las cocines el día anterior en el horno a 180ª durante 45/50 minutos.
    Puedes aprovechar el tirón y hacer demás, para guardar en un tupper, dejar enfriar y luego poder aprovecharlas en otras de tus comidas, ensaladas, para acompañar tus cereales como arroz, quinoa, o simplemente hacerte un pastel con calabazas o boniatos asados. Porque cocinadas así aportan un sabor más intenso y caramelizado.